<!--:es-->Zona de alto riesgo.<!--:-->

Zona de alto riesgo.


Voy a compartir con ustedes una experiencia personal como preámbulo al tema de reflexión de hoy.

Hace tres semanas como parte de las actividades de mi trabajo, nos fue encomendada una diligencia a un lugar cercano de esta ciudad. Tuvimos la oportunidad de observar una problemática que es común en nuestros municipios, pero antes de entrar en detalle, les anticipo que voy a omitir nombres y el lugar dónde hicimos el recorrido, para el caso que me ocupa no es necesario hacerlo.
A temprana hora nos encaminamos al punto de reunión en un municipio conurbado a Xalapa.

Llegando al lugar indicado la camioneta dónde viajábamos se topó con una especie de caseta de vigilancia muy rudimentaria. De lado a lado de la entrada del camino de terracería, una cadena se sostenía colgada para impedir el avance de vehículos. Una joven de aspecto humilde se acercó a la camioneta para indagar sobre nuestra identidad y posterior a ello anunció por radio nuestra llegada, después de recibir una instrucción, retiró la cadena y nos indicó que avanzáramos solo hasta un punto, para esperar a la persona que nos recibiría.

Me resultó muy extraño porque me había topado con casetas de vigilancia en zonas residenciales, en las que se revisa credenciales y se indaga a dónde se va, en este caso lo que estaba ante mis ojos no era precisamente un lugar así.

Sin hacernos esperar mucho, una camioneta llegó, se bajó un señor de estatura mediana que portaba un sombrero de paja, con piel curtida por el sol, amable y sonriente extendió su mano para saludar, y nos indicó la ruta para llegar al punto de destino.

Empezamos a caminar, sobre calles sin pavimento. Conforme avanzamos me enteré que es un asentamiento humano irregular, conformado por personas que se apropiaron de la tierra y que por alguna causa no pudieron ser desterradas y que lo habitan en precarias condiciones y sin servicios.

Los asentamientos urbanos irregulares son un problema común en muchos municipios de México, es un fenómeno que se instala cuando no se tiene una buena legislación o regulación para frenarlo, o cuando se cuenta con las leyes y reglamentos pero estos no se aplican o se omiten por favorecer otros intereses.

Un asentamiento urbano irregular se consolida más cuando es utilizado para fines electorales, ya que estas personas son blancos fáciles para obtener sus sufragios a favor de “X“ partido o candidatos a cambio de promesas para proporcionarles los servicios que requieren o de regularizarles la tierra.

El mayor problema es que el crecimiento urbano no planeado, en muchos casos sumado a la falta de servicios, se asienta en lugares que no son adecuados y que representan un alto riesgo para sus pobladores.

Estamos viviendo ya los estragos del fenómeno del cambio climático, por lo que organismos internacionales recomendaron a los países que deben tomar previsiones al respecto. Se ha vaticinado que a quienes más va a impactar el fenómeno, es a los países débiles, a las ciudades con menos infraestructura, a las personas más pobres y sobre todo a los que se ubiquen en zonas de alto riesgo.

Hoy México está de luto, después de los embates de las tormentas Ingrid y Manuel, que dejaron una estela de muerte y daños materiales por las fuertes lluvias que ocasionaron desborde de ríos, corrientes de agua implacables, deslaves de cerros que sepultaron familias que estaban dentro de sus casas, esto fue lo más lamentable, las pérdidas humanas.

En medios de comunicación internacionales, como el diario español El país, publicó este sábado en su página de internet el reportaje “La Hora de las responsabilidades”, en el que se entrevista a legisladores de oposición, expertos en meteorología y especialistas en Protección Civil donde señalan, la tardía emisión de alertas meteorológicas por parte de las autoridades.

El New York Times en su versión web publicó el 20 de septiembre el reportaje “En México, los críticos dicen que corrupción política se agravó con el impacto de las dobles tormentas”, en el que señala que pareciera que los funcionarios mexicanos no han aprendido de otras catástrofes que han azotado al país.

Me gusta poner en el justo equilibrio las cosas, aquí hay culpables, y estos son varios, los que permitieron establecerse en zonas de riesgo, las personas que por ignorancia o necesidad no asumieron el peligro que representa vivir en una zona de riesgo y la falta de previsión, no dejando de existir los casos en que se autorizan legalmente fraccionamientos en lugares que no son adecuados, lo que conforma una combinación letal.
Para mayores males en este año 2013, el Presidente de la República Mexicana Enrique Peña Nieto, ha reconocido que los recursos del Fondo de Desastres Naturales FONDEN van a ser insuficientes para resarcir los daños provocados por los dos fenómenos meteorológicos que acaban de pasar, y se tendrá que utilizar fondos del 2014.

Es factible que haya más fenómenos meteorológicos porque la temporada de ciclones y huracanes aún no termina. Y aquí en México -sin querer ser fatalista- hay indicios que vamos a vivir una crisis de mayores dimensiones por los rezagos que dejaron administraciones pasadas, que quien sabe que manejos hicieron con los recursos del FONDEN.
Recuerdo que en la administración pasada el gobierno estatal ya casi al final de su gestión, obtuvo recursos del FONDEN para apoyar a los municipios que sufrieron desastres, y en el año 2012 la Secretaría de la Función Pública detectó “malos manejos” en el estado de Veracruz de los recursos enviados. Y no pasó nada, no se fincaron responsabilidades, lo que me hace concluir, que mientras impere la corrupción y la impunidad, el pueblo de México seguirá sufriendo las consecuencias.

Una de las propuestas de Enrique Peña Nieto durante su campaña, fue combatir la corrupción y la impunidad, algo que nos ha quedado a deber una administración tras otra, por lo que ahora esperamos que así como ya han caído Andrés Granier, Elba Esther Gordillo, y el ex gobernador Luis Armando Reynoso Femat se aplique el peso de la ley a todos los que han perjudicado a México.
Empecé con un relato de un asentamiento urbano irregular, para que tengan idea de los problemas que estos acarrean, desde la necesidad de servicios hasta los derivados por la vulnerabilidad que tienen ante los fenómenos naturales. Los ayuntamientos tienen una gran responsabilidad para evitar que sigan proliferando.

El 23 de Julio de 2013, Por unanimidad, diputados locales aprobaron la nueva Ley de Protección Civil y la Reducción del Riesgo de Desastres del Estado de Veracruz, propuesta por el Gobernador Javier Duarte de Ochoa, a fin de regular las bases de coordinación de los gobiernos estatal y municipales para la protección civil y la reducción del riesgo de desastres. Con esta Ley se podrá castigar a los funcionarios públicos que otorguen permisos para asentamientos irregulares. Esperemos no sea letra muerta.

Les dejo el enlace por si quieren consultar la propuesta de campaña de Enrique Peña Nieto y dónde se anuncia la aprobación de la nueva Ley de Protección Civil. .

De ciudadana a ciudadanos, su amiga Dora María Hernández Guevara.

http://www.eleccion2012mexico.com/candidatos/enrique-pena-nieto/propuestas/gobierno-eficaz
http://www.legisver.gob.mx/?p=infoCarrusel&idSlider=1005

Share