¿Un buen trabajo o un buen salario?

El deseo por tener un trabajo significativo que cumpla con las expectativas de vida del trabajador triunfa sobre la necesidad de un salario alto, ascensos y elecciones laborales, de acuerdo a una encuesta internacional sobre el lugar de trabajo realizada por Kelly Services.

Buscan contribuir más que ganar

La encuesta, impartida por el líder en soluciones de fuerza laboral global, Kelly Services, revela un amplio deseo por roles más significativos en el lugar de trabajo. Aproximadamente la mitad (51 por ciento) de los encuestados están preparados para aceptar un salario o un rol menor si su trabajo contribuye a algo “más importante o más significativo”.

Los hallazgos son parte del Índice Global de Fuerza Laboral de Kelly, que buscó los puntos de vista de aproximadamente 100 mil personas en 34 países en Norte América, Europa, y Asia Pacífico.

Entre los trabajadores idealistas más jóvenes, que comprende la Generación Y (de 18 a 29 años), la voluntad de hacer tal sacrificio es evidente a través de todos los países pero se pronuncia más en el área de Asia Pacífico.

La encuesta también resalta las preocupaciones de las carreras emergentes y la exploración laboral planeada de parte de la Generación X (de 30 a 47 años de edad), como también un sentimiento de decepción y oportunidades perdidas entre los “baby boomers” (de 48 a 65 años de edad).

Sensación de lleno emocional

“Nuestros hallazgos demuestran importantes distinciones en cómo las personas de diferentes culturas y generaciones toman sus decisiones laborales. Una tendencia abrumadora resulta en que las personas buscan que sus empleos les brinden una sensación de lleno emocional, incluso si esto significa sacrificar dinero y estatus para lograrlo”, expresó el vicepresidente ejecutivo de Kelly Services, George Corona.

En general, existen muchos que están preparados para dejar sus trabajos actuales y buscar roles más significativos en otros lugares. La encuesta claramente muestra el valor del trabajo por cubrir las necesidades no-monetarias tales como el orgullo y la confianza en si mismos.

“Estos hallazgos muestran que el mercado laboral moderno es extremadamente dinámico y que el lograr un fuerza laboral de alto desempeño, que sea productiva y estable, significa administrar un grupo complejo de influencias culturales y geográficas”, concluyó Corona.

Share