<!--:es-->Mitos sobre FAFSA<!--:-->

Mitos sobre FAFSA

La ayuda financiera del Gobierno federal está disponible para todos los estudiantes que quieran entrar a la universidad, sin importar de dónde vengan o su situación económica.
Los únicos estudiantes no elegibles para la ayuda federal son los estudiantes ‘Dreamers’, sin documentos, y los cubiertos por DACA. Estos estudiantes pueden optar por ayuda financiera de los estados en donde residan, o por becas y ayudas de universidades y otras instituciones privadas.
Todos los demás estudiantes son elegibles para ayuda financiera del Gobierno federal, así que no dejes que estos mitos te impidan reclamar el dinero que te toca.
MITO 1 – “Mis padres ganan mucho dinero como para que me den ayuda económica”
REALIDAD – No hay un tope de ingresos en lo que respecta a la ayuda federal para estudiantes.
El ingreso familiar es sólo uno de varios factores tomados en cuenta a la hora de otorgar ayuda financiera en forma de subvenciones, préstamos o programas de estudio y trabajo.
De hecho, si eres estudiante de posgrado, veterano, casado o tienes hijos, o eres mayor de 24 años, los ingresos de tus padres podrían ser irrelevante en tu solicitud.
MITO 2 – “Necesito declarar los impuestos antes de llenar FAFSA”
REALIDAD – Puedes utilizar información estimada sobre los impuestos cuando estés llenando FAFSA, y una vez tú o tus padres hagan la declaración, entrar nuevamente al sistema y actualizar los datos.
De hecho, te recomendamos que llenes FAFSA aunque no hayas hecho la declaración, pues muchos estados e instituciones universitarias cierran el plazo para recibir solicitudes de FAFSA antes del 15 de abril, día límite para declarar los impuestos.
MITO 3 – “Es difícil llenar el formulario”
REALIDAD – Es más fácil que nunca llenar FAFSA, especialmente cuando usas el sitio web www.FAFSA.gov.
La solicitud tiene instrucciones detalladas que te llevarán paso a paso por el formulario y que te dirigirán a contestar sólo aquellas preguntas que sean pertinentes a tu caso.
Si necesitas ayuda para llenar FAFSA, puedes charlar confidencialmente en línea y en vivo con el servicio de atención al usuario.
Si deseas ayuda para llenar FAFSA impresa, puedes acudir al orientador de una escuela secundaria o a la oficina de ayuda económica de la institución postsecundaria en la que tienes previsto estudiar. O puedes llamar al 1-800-433-3243.
MITO 4 – “Sólo se les da ayuda a los estudiantes que tienen buenas notas”
REALIDAD – Si bien un promedio alto de calificaciones te ayudará a ser admitido a una institución buena y posiblemente a obtener becas por mérito académico, casi todos los programas federales de asistencia estudiantil no toman en cuenta tus calificaciones.
Con tal de que mantengas un progreso académico satisfactorio en tu programa de estudio, aunque tengas calificaciones regulares puedes aprovechar la asistencia federal para realizar estudios.
MITO 5 – “Mi edad u origen étnico no me permiten acceder a ayuda financiera federal”
REALIDAD – La ayuda financiera federal no se otorga con base en tu origen étnico o edad.
No dejes que estos mitos te impidan realizar tus sueños. Llenar FAFSA es el primer paso para poder pagar tus estudios.

Share