<!--:es-->McGwire se Reintegra 
a los Cardenales<!--:-->

McGwire se Reintegra a los Cardenales

El primer día de Mark McGwire en su nuevo empleo concluyó con otra disculpa por consumo de esteroides.

El nuevo coach de bateo de los Cardenales de San Luis trabajó con los toleteros este miércoles, participó en una larga reunión con el personal y luego habló con periodistas en el complejo que el equipo tiene en la Florida para los entrenamientos de primavera.

Volvió a ofrecer disculpas, en forma similar a las afirmaciones que hizo hace algunas semanas cuando reconoció haber empleado fármacos para mejorar el desempeño durante la época en que fue el rey de los jonrones en el béisbol en la década de 1990. En más de una ocasión manifestó tener esperanzas de que el tema pase pronto a un segundo plano.

McGwire, de 46 años, dijo que los esteroides le dieron la oportunidad de recuperarse de las lesiones y regresar al diamante, lo cual le permitió acumular más turnos al bate, aunque ello no necesariamente contribuyó a su total de cuadrangulares.

McGwire dijo que la evolución de su técnica de bateo le ayudó a conectar 70 vuelacercas en 1998, con lo cual rompió el récord de Roger Maris de 61 en una sola temporada el cual se había sostenido 37 años, y luego 65 más en 1999.

McGwire dijo que sentía que debía hacer una llamada telefónica a la familia de Maris antes de reconocer públicamente que había ingerido esteroides, por considerar que lo correcto era hacer dicha llamada. Indicó que Pat Maris, la viuda del pelotero, se mostró “enojada y decepcionada”.

Señaló que no lamenta las entrevistas que concedió en enero y que habló con toda sinceridad.

McGwire llegó al estadio Roger Dean con un par de bolsas y fue aplaudido por un puñado de fanáticos que querían autógrafos al salir de su vehículo.

“¿A dónde voy?”, le preguntó a los periodistas, y por error ingresó a la sala de prensa antes de encontrar la puerta correcta. No aceptó preguntas.

Los Cardenales confían que el ex pelotero podrá enfocarse en sus deberes como coach, aunque algunos han cuestionado el argumento que ha esgrimido de que los esteroides le permitieron recuperarse de lesiones pero no le ayudaron aumentar su poder.

McGwire utilizará el número 25 que los Cardenales no han usado desde que se retiró después de la temporada de 2001.

Share