<!--:es-->Los granjeros de California no encuentran quien trabaje en los Cultivos<!--:-->

Los granjeros de California no encuentran quien trabaje en los Cultivos

En California, la tasa de desempleo ronda el 15 por ciento, sin embargo, hay mucho trabajo. El único problema es que nadie quiere hacerlo.
“Hay escasez de mano de obra aquí. No logramos armar las cuadrillas para que hagan el trabajo que necesitábamos hacer”, dijo Brad Goehring, un granjero que cultiva uvas para vino en el condado de San Joaquin.
Los granjeros de California tienen dificultad para encontrar suficientes trabajadores para que los ayuden con sus cultivos.
“Comenzamos la temporada con un 25-30 por ciento menos de mano de obra; al ir avanzando la temporada… ahora estamos con un 40 por ciento de escasez”, dijo Goehring.
Como resultado, Goehring tiene que elegir de qué viñedos ocuparse, lo que incrementa los costos de fumigación y pesticidas.
“Nuestros insumos de mano de obra han aumentado un 300 por ciento porque no nos hemos ocupado de los cultivos a tiempo”, dijo Goehring.
La organización de trabajadores de campo Unión de Campesinos (United Farm Workers) dijo que uno de los problemas es que aproximadamente entre el 70 y el 80 por ciento de quienes están dispuestos a hacer el trabajo son inmigrantes indocumentados.
“Hay muchos trabajadores aquí, el problema es su situación legal”, dijo Armando Elenes, vicepresidente nacional de United Farm Workers.
Si bien hay muchos ciudadanos norteamericanos desempleados, sencillamente no están corriendo al campo para tomar estos trabajos.
“Hemos intentado contratar trabajadores a través del Departamento de Desarrollo de Empleo (Employment Development Department, EDD). En primer lugar, ni siquiera se presenta gente”, dijo Goehring. “Los pocos que lo hacen de hecho salen y se escabullen sin que los vean, y jamás vi que alguno regrese al día siguiente”.
Los expertos dicen que las leyes inmigratorias más estrictas y la guerra contra el narcotráfico a lo largo de la frontera han contribuido a la escasez. Un estudio reciente del Centro Hispano Pew demostró que son más los mexicanos que se van del país que los que entran.
Bruce Fry, un granjero que posee plantaciones de cerezos en el condado de San Joaquin, dijo que apenas tenía trabajadores suficientes para que se hagan cargo de su cosecha de cerezas.
“No se perdió la cosecha pero definitivamente hubo incertidumbre con respecto a la mano de obra,” dijo Fry.
Y esto no va a mejorar: la Federación de Granjeros de California (California Farm Bureau Federation) calcula que los granjeros necesitarán entre 400,000 y 450,000 trabajadores durante el momento pico de la cosecha en el otoño.
“Hay escasez de mano de obra. Va a ser difícil. En última instancia, la cuestión es que si alguien quiere levantarse del sofá y ganar dinero, aquí está la oportunidad para hacerlo”, dijo Bruce Blodgett, director ejecutivo de la Federación de Granjeros del condado de San Joaquin.
Unión de Campesinos cree que es culpa de los granjeros que no puedan encontrar gente que trabaje, y que conseguir buena mano de obra cuesta más dinero.
“No compiten por la mano de obra, porque si se compite por la mano de obra, si uno realmente quiere conseguir trabajadores entonces ofrece salarios decentes, ofrece beneficios, ofrece mejores condiciones y eso no está cambiando”, dijo Elenes.
Los granjeros como Bruce Fry aducen que la reforma inmigratoria es la clave para resolver la escasez de mano de obra.
“Necesitamos resolver este problema para que la gente pueda venir aquí legalmente y regresar legalmente para que podamos recoger la cosecha a su debido tiempo”, dijo Fry.

Share