<!--:es-->Las Parejas Independientes<!--:-->

Las Parejas Independientes

Hace dos generaciones, en el matrimonio era el hombre quien tomaba las decisiones y la mujer acataba ese orden, con mayor o poca disposición. Pero a partir de la década de los 1950, debido a los cambios sociales, económicos y políticos, la Pareja se ha modificado de manera que ha surgido un nuevo tipo de uniones, llamadas: relaciones independientes.
La Pareja independiente permite establecer una relación más equitativa y adulta. Requiere de personas emocionalmente estables y mentalmente autónomas, seres que han madurado y aprendido a funcionar en forma independiente. Están basadas en la realización de un proyecto de vida, el apoyo muto para completarlo, y el respeto a su individualidad.
En esta nueva Pareja no existe la necesidad de afirmarse controlando o dejándose controlar. Ambos son capaces de comprender sus diferencias, aceptarlas y honrarlas como dos seres que desean estar juntos para evolucionar. Esta autonomía exige confianza en sí mismos, supone la idea de que la persona es valiosa y digna de Amor, por el simple hecho de existir.
Cuando hay Amor y libertad en una relación independiente, es más natural sentir el apego, o deseo de cercanía, preocupación por la seguridad de esa persona. Incluso hay cierta dependencia, pero esto se da de manera consciente y voluntaria. Y aunque sus vidas estén entretejidas en un proyecto de vida, son capaces de compartir el poder equitativamente, y hacerse responsables de sus propios sentimientos, acciones y contribuciones a la relación.
En una relación independiente no existen problemas de autoestima, se pueden expresar los sentimientos sin temor a ser juzgados. No hay temor a crear intimidad emocional, porque la independencia de uno no es la amenaza para el otro. Esta nueva forma de relación es más estable y duradera, porque no parte de una deuda o un remordimiento. Se trata de dos seres que al saberse completos y valiosos, se ofrecen a su Pareja en un acto de amorosa generosidad.
En cambio, en las Parejas codependientes existe una falta de estabilidad emocional, creada por una lucha de poder. Uno de los dos quiere tener el control, o se siente obligado a hacerse cargo de su contraparte, quien así satisface una oculta necesidad. Esto hace que ambos sean infelices y culpen a su Pareja por todo lo que les sucede. Incluso, tienen la idea de que si la otra persona cambiara, tendrían menos frustración. Pero lo que no soportan de su Pareja. es lo que no aceptan de sí mismos.
A pesar del dolor que causan estas relaciones codependientes, las personas se sienten atrapadas por temor a la soledad. Este miedo tiene dos consecuencias: por un lado, se vuelve un obstáculo para crear una buena avenencia en la intimidad, pues existe el temor a ser rechazados. Y la otra, uno de los dos se anula y prefiere ceder con tal de no generar conflicto.
Por otra parte, las relaciones independientes están más ubicadas en la realidad actual, ya que son el producto de los cambios que ha tenido la humanidad. Ahora son relaciones parejas en las aportaciones económicas, iguales en sus derechos y obligaciones, en donde ya no existe el amo y la esclava o la reina y el vasallo. Son relaciones más equitativas y estables.
Las relaciones independientes están teniendo más tiempo de duración, porque satisfacen la mayor parte de los requerimientos que les son indispensables a las Parejas actuales. Hay igualdad en cuanto a sus obligaciones y responsabilidades, lo que las hace más compactas. Este nuevo concepto de Pareja se ha manifestado como la mejor solución de vida por las personas que desean ser emocionalmente inteligentes.

Share