La Dependencia Emocional

La Dependencia Emocional

La dependencia emocional es una necesidad extrema por el contacto, las caricias, o la preferencia de esa persona que se ha idealizado, que se le considera como “la única razón de la existencia”
No poder vivir sin la presencia de persona amada es un auto sabotaje. Expresiones como: “Le necesito para vivir”, “No puedo soportar sin verle”, etc., son muy poéticas, pero pueden llevar a un final muy peligroso para la seguridad personal. Estas actitudes son de quien sufre de una grave condición llamada: Dependencia Emocional.
La repetición de estos pensamientos se transforma en un patrón de conducta que destruye la autonomía, y solo se vive a través de los deseos y dictados de la persona que se ha puesto en el pedestal. La persona dependiente se convierte en sumisa y con terribles miedos al abandono. Se le crea una constante obsesión por la presencia de su persona ideal, y la urgente necesidad conocer lo que hace, donde está o con quien anda, etc.
Esto genera riñas con múltiples cortes y regresos, sufriendo escenas cada vez más humillantes tratando de evitar el alejamiento de la persona amada. La dependencia suele ser más habitual en las relaciones de Pareja. Sin embargo, también puede darse en el noviazgo, amistades, relaciones familiares, o inclusive en el terreno laboral.
`Estas personas siempre están buscando a quien idolatrar emocional o sexualmente. Consideran que entre más atraigan la exclusividad, la relación está asegurada. Si su Pareja no responde como lo esperan, imaginan que se ha iniciado la traición, y pueden llegar a auto agredirse o amenazar con quitarse la vida.
Estas situaciones son muy graves para la salud mental, física y emocional. Las siguientes conductas pueden ser tratadas en forma definitiva con pocas horas/terapia, en nuestra clínica de Psynética en Playas de Tijuana:

1º Pánico a
la Separación.
Las personas dependientes presentan constantes miedos ante la posibilidad de que su Pareja les abandone. Estos pensamientos le provocan que accedan a cualquier condición que se les imponga, con tal de conservar la unión.
2º Necesidad de Cariño. Estas personas necesitan que a cada momento le estén mostrando manifestaciones de cariño o preferencia, para mitigar su inseguridad. Siempre están reclamando más afectos, llegando a presentar explosiones de agresividad cuando no los reciben.

3º La Sumisión.
Para ellas, no existe nada ni nadie en el mundo más que su Pareja. Para sentirse estables y felices, suelen separarse de amistades y familiares, centrándose solo en su contraparte. Su felicidad deja de ser controlada por ellas, y la ponen en manos de su ideal. Esta degradante sumisión les hace perder completamente su identidad.

4º Miedo a la Soledad. Estas personas siempre buscan a alguien de quien depender, y establecen relaciones solo para obtener compañía. Tienen terror de estar solas, y han depositado su felicidad en manos de esa persona de su preferencia, y no en ellas mismas. Consideran que de no tienen Pareja no serán felices, ya que “no es lo socialmente normal”

Share