<!--:es-->Inician clavadistas mexicanos 
concentración rumbo a Beijing 2008<!--:-->

Inician clavadistas mexicanos concentración rumbo a Beijing 2008

El camino rumbo a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 tiene en su ruta una parada en el Centro de Alto Rendimiento de esta ciudad, al iniciar la última etapa de concentración y entrenamientos en suelo mexicano por parte de tres de los integrantes del seleccionado nacional de clavados.

Este lunes, el grupo conformado por Jashia Luna, Yahel Castillo y Giann Tejada, al igual que los entrenadores Jorge Rueda y Stephan Marinov, sostuvieron su primera práctica en la fosa de clavados del Complejo Acuático del CAR, donde las impresiones en torno a la jornada inicial de actividades fueron satisfactorias.

“Sin lugar a dudas, este es uno de los mejores lugares para poder entrenar con calma, las instalaciones son de primera y la alberca está excelente”, mencionó el entrenador Rueda sobre las facilidades que otorga el CAR a los equipos nacionales.

Los seleccionados iniciaron su día con una visita al gimnasio, para posteriormente tener su trabajo de alberca, el cual fue seguido de cerca por decenas de niños que conforman los equipos estatales de las categorías infantiles, para quienes fue motivante el ver a atletas de la talla de Luna y la revelación de Castillo en una práctica de primer nivel.

“La verdad nos va a servir mucho esta concentración, ya que es muy diferente a lo que hemos hecho en el Distrito Federal, la alberca está muy bien, entrenamos ya por primera vez y aprovechamos tanto las horas de entrenamiento como las de descanso”, comentó Jashia Luna, quien se prepara para los que serán sus terceros Juegos Olímpicos.

Tanto para Rueda como para Marinov esta es la etapa más fuerte dentro de la fase previa de preparación, ya que en promedio, un clavadista por día de práctica tiende a realizar casi un centenar de saltos. Al respecto, Luna, quien de los tres integrantes del equipo concentrado en Tijuana es la que cuenta con más experiencia resaltó que es justo en este momento cuando más se debe apretar el paso.

Sin embargo, esto no les resta el optimismo ni las ganas de estar listos para la justa que arrancará el 8 de agosto próximo. “Estamos muy bien, muy contentos y conscientes de que esto es como lo más pesado, también en donde tenemos que poner mucho más atención a lo que los entrenadores nos piden, pero tenemos que estar pensando todo el tiempo aunque estemos cansados, en mejorar”, indicó la clavadista tapatía.

Estos son los momentos en los cuales lo primordial consiste en pulir varios detalles, como la salida de un clavado, la cual es muy importante, ya que de este factor dependen mucho tanto la altura como la velocidad. “Debe ser eso y obviamente la entrada lo que más se debe de trabajar, esa parte final del clavado que es con lo que los jueces se quedan y es lo que hace lucir al clavado”, sostuvo.

Los objetivos consisten principalmente en alcanzar las finales, en el caso de Castillo y de Luna, señaló el entrenador Rueda. Para Tejada, por su parte el estar en este entrenamiento representa una meta alcanzada al estar en la antesala de la máxima justa.

Tejada representó a México en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro en 2007, en los que finalizó en la posición 11 dentro de la final de la plataforma, prueba que hace un año a nivel continental fue dominada por el cubano José Guerra y que tuvo como sublíder al yucateco Rommel Pacheco, quien integra la otra parte del contingente mexicano de clavados, la cual entrena bajo las instrucciones de la china Ma Jin.

Share