<!--:es-->Fiesta Latina entre Frustraciones y Orgullo<!--:-->

Fiesta Latina entre Frustraciones y Orgullo

La población hispana en Estados Unidosse eleva ya a 54 millones, un 17 % del total de la población, lo que la consolida como la minoría étnica mayoritaria por encima de los afroamericanos, según datos estimados del censo de 2013.
La comunidad latina en el país inicia el Mes de la Herencia Hispana marcado este año por la frustración ante la falta de una reforma migratoria y el orgullo por el creciente peso demográfico y cultural de la primera minoría del país.
Los hispanos son “la comunidad más pujante, más creciente y más joven” de Estados Unidos, dijo en entrevista el periodista José Díaz-Balart, quien presenta noticias en español e inglés para las cadenas Telemundo y MSNBC, respectivamente.
La comunidad hispana se caracteriza por su juventud, ya que la media de edad de los hispanos es de 27 años, mientras que entre los blancos no hispanos es de 42. “Cada mes 50.000 jóvenes de origen hispano nacidos en Estados Unidos cumplen 18 años”, destacó el presentador.
El Mes de la Herencia Hispana, instituido en 1968, es la oportunidad para honrar la cultura y las tradiciones de esta comunidad inmigrante, pero también para resaltar los logros y retos que enfrenta esta minoría.
Paralelamente, los ojos de las empresas de bienes de servicio están puestos en la capacidad adquisitiva de la comunidad latina, un mercado que actualmente sobrepasa los 1,2 billones de dólares.
Cifras que además impulsa la industria televisiva en español, con Univisión y Telemundo a la pesca de la compleja audiencia hispana con raíces en España, Latinoamérica, el Caribe y, principalmente, México, con más de 33 millones de inmigrantes en Estados Unidos.
Otro de los sectores que está “disparado”, según explicó el director ejecutivo de Alianza para una Nueva Economía Estadounidense, Jeremy Robbins, es el del empresariado en manos de hispanos. Precisó que en un lapso de 20 años el empresariado hispano prácticamente se triplicó, al pasar de 600 mil negocios en 1990 a más de 2 millones en 2012.
No obstante, esta comunidad enfrenta una gran decepción por la falta de una reforma migratoria que detenga de inmediato las deportaciones y la separación de familias y que abra la puerta para la legalización de, por lo menos, 11,3 millones de indocumentados, en su mayoría de origen hispano.
“Cada día que pasa son deportados 1,100 indocumentados”, explicó la activista argentina María Bilbao, de la organización United Families, quien esperó 14 años para legalizar su permanencia en Estados Unidos.

Share