<!--:es-->Entrevista con Christian Filippi, capitan del equipo varonil italiano, oro en 26º campeonato europeo de kendo.<!--:-->

Entrevista con Christian Filippi, capitan del equipo varonil italiano, oro en 26º campeonato europeo de kendo.


Christian Filippi, capitan del equipo varonil italiano campeón del 26º campeonato europeo de kendo

Después de haber conquistado la medalla de oro por equipos, Christian Filippi nos cuenta las emociones vividas en este 26º campeonato europeo de kendo disputado hace pocos días en Francia

Verona Sport: Hace poco menos de un mes declaraste a nuestros micrófonos que su objetivo era la medalla de oro y así fue. En que fueron mejores a sus adversarios?

Christian Filippi: Yo tiendo a ser muy pragmático sin esconderme tras conjuros de buena suerte que al final no influyen jamás en nada y no escriben la historia. Estaba seguro, ahora feliz, que mi pronóstico sea una realidad. Los puntos clave en este suceso son dos: en primer lugar la preparación fue concretamente de alto nivel y muy completa desde todos los puntos de vista: técnico, táctico y psicológico. Formamos una escuadra con la justa combinación entre atletas jóvenes, experimentados, campeones y líderes reconocidos, atletas apasionados que arriesgan y aquellos racionales y prudentes. Teníamos en verdad todos los elementos para conformar la escuadra perfecta contra cualquier adversario y para poder afrontar eventuales momentos de fatiga por parte de algún elemento, como es normal que ocurra en competencias de este nivel.

En el pasado ya habíamos logrado llegar a finales, al menos 3 veces en la historia reciente, aun y cuando en esas circunstancias el nivel de los adversarios no era tan alto como este año no habíamos logrado alcanzar el oro. En esas ocasiones no contábamos con una escuadra en donde todos los convocados, aun los no titulares, se equiparan en fuerza y aptitudes.

El segundo punto que ha determinado el éxito azzurro fue la capacidad de gestionar a estos elementos. Tener una máquina perfecta sin la capacidad de aprovecharla al máximo es un recurso desperdiciado, un potencial no explotado. Este año las decisiones técnicas inherentes a las distintas formaciones fueron decisivas en el mejor de los sentidos y naturalmente la cohesión del equipo ha permitido cambios drásticos sin que eso pudiera condicionar negativamente a los atletas substituidos, la confianza era tal en los compañeros que no afectaba ni su desempeño ni la cohesión del equipo, propiciando que las diferencias individuales se convirtieran en otra ventaja.

Verona Sport: También la escuadra femenil logro la empresa, en este caso también fueron llevadas psicológicamente de la mejor manera?

Christian Filippi: Si, también en la escuadra femenil la preparación psicológica ha sido un factor determinante. A nivel táctico, la verdad es que nuestras atletas no tuvieron el mejor de los desempeños durante la competencia, pero han combatido con tales ganas de vencer que han superado las deficiencias que tuvo la gestión estratégica en tales las circunstancias. Digamos que, ese día nuestras chicas como escuadra eran en verdad las más fuertes de todas y allí en donde perdían alguna ventaja venía recuperada inmediatamente. En su caso asistimos a un kendo de corazón abierto, casi movido por la certeza del propio valor.

En la jornada por equipos se debe hacer un reconocimiento a Serena Riucciuti, según mi opinión. No por ser una atleta veronesa y mi alumna, sino porque ha brillado desde el primer hasta el ultimo encuentro, ganando cada combate no sólo por puntos sino ante todo por su actitud vencedora.

Cada una de sus adversarias se mostraban reservadas durante el combate de manera tal que la victoria de Serena sólo era cuestión de tiempo. En el equipo se veía que sus compañeras estaban tranquilas, aun teniendo que afrontar situaciones difíciles, pues sabían que en caso de ser necesario podían contar con una victoria asegurada en ella, que en esa jornada aparecía como invencible. Y de hecho, ella ha hecho la diferencia durante dos empates. En el ultimo, en la final, aniquilando literalmente a la portaestandarte holandesa Van Der Vude, que después ha conquistado el oro durante las competencias individuales.

Verona Sport: Como capitán de la escuadra que quisieras decir a todos tus compañeros tras esta agradable aventura?

Christian Filippi: En calidad de capitán les digo lo que dije a los chicos tras la victoria. El equipo se encuentra cercano a una renovación importante en los próximos dos años y los resultados apenas obtenidos son el producto del intenso trabajo cotidiano de años. Aún y cuando alguien pueda empeñarse enormemente a veces no obtiene lo que espera ni alcanza sus objetivos.

La capacidad de perseverar en esos momentos, de creer que sea posible y reconocer que se está en el camino correcto aun y cuando no se vean resultados positivos pensando que el intento en si mismo es más importante que el éxito inmediato, fue la clave para cada unos de los protagonistas. Quien trabaja eventualmente o quien se empeña solo en las proximidades del reto no creo que pueda jamás escribir una historia como aquella que nosotros hemos escrito ahora. Yo salí del equipo nacional el año pasado para reencaminar mis esfuerzos y para encontrar una nueva dimensión de mi mismo y de mi kendo y hoy a mis 35 años regreso como capitán de una escuadra que por primera vez en la historia del kendo italiano conquista el oro.

En fin, todo esto no es el final de nuestros esfuerzos ni de nuestro empeño, debe ser una distinción fundamental para poder mejorar el movimiento kendistico italiano y construir un sistema en evolución constante de manera tal que nuestra realidad se pueda garantizar siempre así como la competitividad internacional. Y esto no solo en los resultados agonísticos, también bajo el perfil humano porque ninguna victoria tiene valor si no hay nadie con quien compartirla o a quien dedicarla. Ahora inicia una gran responsabilidad hacia para el movimiento kendistico italiano.

Verona Sport: Han logrado conquistar un lugar en el podio en todos los casos, tanto en las competencias individuales como por equipos, tras esa victoria cuales son los objetivos?
Christian Filippi: Los objetivos de nuestra federación, de nuestros atletas y los míos son los de llegar al campeonato mundial de Tokio 2015 como protagonistas reales en la competencia. Ya obtuvimos el tercer lugar por equipos en 2003 a Glasgow, fue mi primer mundial. En la época fue un resultado histórico porque hasta entonces ninguna escuadra europea había logrado subir al podio en un mundial.

En Tokio será mi último mundial y última presencia como parte de la escuadra nacional. Llegar al podio en el templo del kendo internacional, allí donde el kendo mismo nació, sería en verdad una satisfacción personal sin paragón. Puedo decir que he escrito con esta federación (CIK, Confederazione Italiana Kendo) y con algunos compañeros de escuadra la historia del kendo italiano. Pero la historia prosigue y siempre habrán páginas en blanco por escribir para quien viene después de mi. Las nuestras son sólo las bases para sentar los objetivos y la motivación de las nuevas y futuras generaciones.

Cortesia de Verona Sport.

Share