<!--:es-->EEUU se va de Iraq<!--:-->

EEUU se va de Iraq

Isaac Bigio

Obama ha anunciado que para el ultimo día de este mes se retirarán de Iraq todas las ‘tropas de combate’ de EEUU. De los 144,000 soldados que allí hubieron y que se redujo a los actuales 88,000 solo quedarán en adelante 50,000 de ellos cuya labor será la de apoyar y entrenar efectivos iraquíes (lo cual, pese a lo prometido, implica seguir manteniendo fuerzas de ocupación, las mismas que también pueden entrar o caer en acción bélica) hasta que a fines del siguiente año (2011) se retirasen de esa república todos sus uniformados.
Esto implica que la mayor potencia del mundo cumplirá casi 9 años en Iraq, el doble de lo que duró su participación en la II Guerra Mundial. Mientras en 1945 Washington derrotó a Berlín y tras ello se convirtió en la superpotencia del bloque capitalista, en el 2010-2011 ésta se retirará de Bagdad sin mostrar victoria.
En un conflicto que ha costado más de 3 trillones de dólares EEUU no logró su objetivo de transformarse en el gran policía global que asegure que se impongan regímenes liberales por doquier. Por el contrario, el desencanto a la guerra de Iraq condujo a las mayores protestas pro-paz desde Vietnam, a la caída de todos los mandatarios occidentales que iniciaron dicha invasión, al crecimiento de la oposición anti-imperialista, al fin de la doctrina de las intervenciones militares preventivas pro-democracia y que entremos a pasar de un mundo unipolar a uno multi-polar.
Capitalizando el rechazo a la ocupación norteamericana de Iraq es que dos organizaciones militares (a quienes Washington sindicó de terroristas) se han potenciado. Hamas ganó electoralmente el gobierno palestino y Hizbola se ha consolidado como el principal partido en Líbano. Irán sacó provecho del conflicto para fortalecerse y dotarse de plantas nucleares mientras que Corea del Norte ya inició sus primeras explosiones atómicas. Al distraerse en Iraq EEUU permitió que los talibanes y Al Qaeda se revitalicen en Afganistán hasta llegar a una situación en la cual, a la postre, se tenga que llegar a una negociación o un cogobierno con ellos. En Egipto y Arabia Saudita los procesos de democratización hoy, en vez de inclinar la balanza hacia el liberalismo, potenciarían a los nacionalistas islámicos.
EEUU anuncia su retiro de Iraq apenas acaba julio, el mes de mayor violencia en ese país en los últimos 2 años, cuando allí no hay un claro gobierno emergido de las elecciones legislativas de hace 5 meses y en circunstancias en las cuales las fuerzas pro-Al Qaeda y pro-Irán han crecido y hay la posibilidad de que Bagdad tenga una dictadura chiita, incluyendo una que sea tan o peor como la de Hussein.
EEUU al atascarse en Iraq descuidó América Latina en la cual el creciente descontento ante esa guerra permitió que el chavismo se radicalizase y que distintas variantes de la izquierda vayan avanzando o ganando gobiernos en la región.

Share