<!--:es-->DESVINCULAR AL CONGRESO DE LOS INSTRUMENTOS DE COOPERACIÓN DEL MUSEIC Y FOBESII CON EU INHIBEN POLÍTICAS PÚBLICAS BENEFICAS PARA MÉXICO<!--:-->

DESVINCULAR AL CONGRESO DE LOS INSTRUMENTOS DE COOPERACIÓN DEL MUSEIC Y FOBESII CON EU INHIBEN POLÍTICAS PÚBLICAS BENEFICAS PARA MÉXICO


Ciudad de México.- La multiplicidad de contactos en Washington por si mismos no han hecho exitosos los mecanismos de entendimiento entre México- EU que al desvincular al Congreso los presupuestos y políticas públicas son deficitarias como lo muestra históricamente el análisis de las plataformas de cooperación que en el pasado ambos países han suscrito como fue el caso de la Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN) que se promovió como un TLCAN Plus en 2005, el Acuerdo de Cooperación Científica y Tecnológica de 1972 mismos que no redujeron las asimetrías regionales y cuyos factores inhibidores prevalecen en los instrumentos emanados del Dialogo Económico de Alto Nivel suscritos en mayo del 2013 entre los presidentes Barack Obama y Enrique Peña Nieto que derivaron en el Memorándum de Entendimiento del “Consejo Mexicano-estadounidense para el Emprendimiento y la Innovación (MUSEIC) y en Foro Bilateral sobre Educación Superior Innovación e Investigación (FOBESII) mismos que representan el esfuerzo bilateral más importante en materia de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI), sin embargo México está rezagado en las diferencias en el gasto de inversión +D como porcentaje del PIB.

Las alianzas público-privadas difieren significativamente lo que explica las asimetrías existentes en material de CTI, el esfuerzo realizado por México es muy inferior al realizado por sus socios comerciales. En el año 2011, el Gasto en Investigación y Desarrollo Experimental (GIDE) representa el 2.77% del PIB de EEUU, el 1.74% de Canadá y solo el 0.43% de México. El esfuerzo del sector privado difiere significativamente; el GIDE privado como porcentaje del PIB representa en EEUU el 1.9% del PIB, en Canadá 0.9% y en México el 0.2%.

En términos del tipo de incentivos utilizados, la evidencia internacional y de nuestros socios del TLCAN muestra que existe complementariedad entre los incentives directos e indirectos a la I+D, es decir los países tienden a usar una cartera de incentives que incluye a ambos EEUU y Canadá combinan ambos tipos de incentives, aunque EEUU ha priorizado los estímulos directos y Canadá los indirectos. En contrasté, desde 2009 México ha eliminado los estímulos indirectos y se ha concentrado solo en los estímulos directos (Programa de Estímulos a la Innovación).

Estos factores hacen visible las asimetrías en las capacidades científicas, tecnológicas y de innovación, así como en la estructura de estímulos provenientes de la política de innovación en los tres países. También existen elementos institucionales que explican las asimetrías que se acentúan en el caso mexicano, como la falta de solidez y coordinación de las relaciones de los actores del sistema nacional de innovación, el escaso presupuesto dedicado a CTI en comparación con sus socios comerciales, la débil participación del sector privado en el mismo, así como las características estructurales de la economía.

Empero, estas asimetrías en las capacidades pueden ser espacios de oportunidad para promover los intercambios de movimiento y flujos de conocimiento para promover los intercambios, movimientos y flujos de conocimiento entre los tres países. La experiencia muestra que las iniciativas binacionales en material de CTI no se han abordado en las Reuniones Interparlamentarias México- EEUU, lo que le resta capacidad negociadora a nuestro país.

Instrumentos como el Programa Interinstitucional de Estudios sobre la Región de América del Norte (PIERAN) creado en 1993 para promover la investigación y formación de recursos humanos sobre América del Norte, para fortalecer las relaciones de cooperación entre investigadores afiliados a instituciones académicas de los tres países, alentar la investigación y el conocimiento de los académicos mexicanos sobre EEUU y Canadá y contribuir a la formación de investigadores sobre el área. Sin embargo, la participación de México en publicaciones científicas es precaria, según Sopas (base de datos mundial de revistas indexadas) revela que México participo con 30, 780 artículos es decir el 0.8% de los artículos indexados al mundo. EEUU con 971, 671 es decir el 29.4% mundial. En cambio en asociación con investigadores estadounidenses las revistas indexadas se incrementaron a 4, 878 es decir el 15.7 % de los cuales el 16.4% corresponde a medicina, 13.2% agricultura, 10.2% a bioquímica, genética y biología molecular; el 10% a física y astronomía y 5.6% a ciencias de la tierra y planetaria.

Las investigaciones binacionales, no reflejan las interacciones de colaboración de instrumentos como él (PIERAN). Poco o nada se sabe de mecanismos como el corredor de material, programa financiado por el gobierno federal estadounidense a través del Departamento de Energía, que se desarrolló de 1999 a 2003, para desarrollar la cooperación en investigación y comercialización en el sector de materiales a través de la frontera. No obstante participaron prestigiadas instituciones académicas como el Centro de Nano ciencias y Nanotecnologías Yin (antes Centro de Ciencias de la Materia Condensada) UNAM en el que trabajaron programas de energías alternativas y materiales para el desarrollo sustentable en el que se incluyeron proyectos de investigación en nanotecnología especialmente en catálisis y materiales nano estructurados con aplicación al sector energía.

Tanto el FOBESII, creado para impulsar una mayor integración en América del Norte a través de la promoción de lazos no solo comerciales y productivos, sino también para el desarrollo económico y el bienestar social sostenido de EEUU y México a través de la formación de capital humano, la investigación y la innovación, como el MUSEIC creado para mejorar la competitividad regional mediante el ecosistema emprendedor de alto impacto en América del Norte podrían fracasar al igual que otros instrumentos signados en el pasado al quedar relegados el Congreso para la aplicación de presupuestos orientados a la eficacia gubernamental que potencialice las sinergias entre instituciones participantes que pertenecen al sector privado, gobierno, academia, organizaciones no gubernamentales, agencias de financiamiento y aceleradoras de negocio orientadas a temáticas prioritarias de clúster regionales.

Las medidas que aprobó el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) de aprobar que la aplicación de las sanciones que establezca la autoridad electoral a los partidos políticos a nivel local, se destinen al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conocí), aunque positivas no resuelven el tema de productividad al que debieran centrarse los esfuerzos la iniciativa privada, la academia y el sector público para fortalecer las relaciones de los diversos actores que conforman el sistema nacional de innovación con centros públicos de investigación.

Share