<!--:es-->Conferencia sobre la Frontera del S. XXI.en Arizona, oportunidades y desafíos para México y EU.<!--:-->

Conferencia sobre la Frontera del S. XXI.en Arizona, oportunidades y desafíos para México y EU.


El Foro organizado por el Centro Norteamericano de Estudios Transfronterizos de la Universidad de Arizona y del Departamento de Comercio de Estados Unidos, “Comprendiendo la Fortaleza Económica de Nuestra Frontera del S.XXI: Comercio, Educación y Trabajo” en la que participó el Dr. Arnulfo Valdivia Machuca, coordinador de asuntos migratorios del equipo de transición plantea retos, desafíos y oportunidades para el gobierno entrante, siempre y cuando se diversifique el modelo comercial del ensamblaje caracterizado progresivamente por una exportación que gravita sobre los insumos importados y que ha aceptado, como regla normal, la disminución permanente del valor añadido dependencia que no ha sido superada por una revolución científico-tecnológica que hoy llamamos la sociedad del conocimiento, inseparable de la prioridad en la investigación.

No obstante, el actual modelo manufacturero, ha intensificado el comercio fronterizo entre Estados Unidos y México, tal como lo refiere Nelson Balido, Presidente de la Alianza por el Comercio Fronterizo (BTA) quién cita al Washington Post, para documentar el incremento de un 17 por ciento en 2011 a un récord de $ 461 mil millones, y señala que México compite con China para convertirse en el segundo mayor socio comercial de América después de Canadá. Los Estados Unidos lograron 502 mil millones dólares en el comercio el año pasado, lo cual representa una oportunidad para México apuntalar industrias como la aeroespacial, energía en tecnología eólicas, para posicionar a México como el principal socio comercial.

En este sentido, el Dr. Arnulfo Valdivia, opinó respecto a que la frontera es clave para el crecimiento y desarrollo competitivo de México, toda vez que la actividad económica de esta región genera clusters en la industria del ensamblaje y la manufactura que generan casi 500 mil puestos de trabajo anuales, y cuyo modelo se puede reproducir exitosamente en otras regiones, con industrias en expansión como la aeroespacial, cuyas empresas que operan en México pasaron de una exportación en 2004 del orden de $ 146 millones en productos a $ 3,5 mil millones en 2010.

Enfatizó que la expansión de esta industria tiene presencia en 16 estados y se concentra en cinco regiones geográficas tales como Sonora, Baja California, Chihuahua, Nuevo León y Querétaro, por lo que será una de las prioridades económicas que incentivará el gobierno entrante.

No obstante que en los mercados globales, México es un lugar ideal para invertir, , tal como lo refiere Richard Fisher, presidente de la Reserva Federal de Dallas, quién aplaude a México por su capacidad de controlar la inflación , el equilibrio de los presupuestos y la gestión de la deuda; también es cierto que los inversores se preocupan por lo que México ha dejado de hacer en materia de Estado de Derecho, reducción de la pobreza y de la corrupción endémica, como la que presentó Wal-Mart que tuvo que pagar $ 24 millones en sobornos para agilizar los permisos para la construcción.

Otra debilidad por la que México pierde competitividad la señala el informe anual del Banco Mundial 2012 “Doing Business”, que mide los puntos de referencia tales como cumplimiento de contratos, pago de impuestos y la protección de los inversores, México terminó en un mediocre 53 entre 183 países, una calificación embarazosa para el gobierno pro-empresarial del saliente presidente Felipe Calderón.

Para el Dr. Valdivia, además de superar la falta de competitividad de la cual nuestro país tiene una evaluación negativa según el informe del Word Economic Forum, del Foro de Davos, que ubica a nuestra economía en el lugar 60 de 134 países analizados, también debemos concientizar al pueblo americano, a sus congresistas, a que reconozcan que seis millones de empleos en Estados Unidos están directamente vinculados al NAFTA, porque son exportaciones de Estados Unidos a México.

“Hoy por hoy” abundó el Dr. Valdivia, México es el segundo mejor comprador en el mundo de productos americanos. Y, porque, aún nuestras propias exportaciones, tienen un componente de casi el 40 por ciento de productos americanos; es decir, cada dólar que nosotros exportamos significa 37 centavos de ingreso para productos en la Unión Americana.

Este planteamiento es secundado por el reconocido autor estadounidense de “La Idea de América del Norte”, Robert Pastor, profesor de relaciones internacionales en la American University quién señala que “Estados Unidos está obsesionado con China cuando deberíamos enfocar en serio nuestra atención en nuestro vecino México del cuál obtenemos grandes beneficios.

Share