Cierran Parques de Protestas en Beijing, en donde nadie Protestó

Los tres parques de Pekín que fueron designados para albergar manifestaciones durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, en los que finalmente no fue autorizada ninguna protesta, ya no permitirán ningún acto de esta naturaleza

Los tres parques de Beijing que fueron designados para albergar manifestaciones durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, en los que finalmente no fue autorizada ninguna protesta, ya no permitirán ningún acto de esta naturaleza, divulgó hoy la agencia oficial Xinhua.

No obstante, “en el futuro, los departamentos responsables seguirán recibiendo y analizando las solicitudes de acuerdo con las leyes chinas para las asambleas, protestas y manifestaciones” , afirmó el director del Departamento de Seguridad del Comité Organizador de Pekín 2008 (BOCOG) , Liu Shaowu.

Los parques Zizhuyuan, Ritan y World Park fueron designados como áreas de manifestaciones durante los Juegos, para atender las exigencias del Comité Olímpico Internacional (COI) .

“Durante los Juegos, los departamentos responsables recibieron varias solicitudes de China y de otros países. Con excepción de muy pocos casos no permitidos por las leyes, todas ellas fueron analizadas y solucionadas adecuadamente a través de consultas entre las autoridades y los solicitantes, porque éstos retiraron sus pedidos voluntariamente” , añadió el oficial.

Los requisitos para solicitar las protestas eran muy exigentes y complicados, incluyendo la presentación en persona de un formulario de solicitud con cinco días de antelación y acompañado por la documentación de identidad.

Además, los organizadores de las protestas debían designar a varias personas para ayudar a la Policía a mantener el orden durante la manifestación.

Los extranjeros tendrían que presentar una traducción en mandarín de sus solicitudes, mientras las agencias estatales, las empresas privadas y las ONG tendrían que estampar su sello en ellas.

Las autoridades chinas decidían si permitir o no la protesta dos días antes de la fecha prevista para llevarla a cabo y se lo notificarían a los solicitantes por escrito.

Según las propias autoridades chinas, hubo al menos 77 pedidos formales de manifestaciones, todos rechazados, incluso los de dos ancianas, de 77 y 79 años, que luego fueron condenadas a dos años de pena en campos de reeducación.

Sin embargo, poco después los tribunales revocaron esa sentencia, para no manchar la imagen del país durante los Juegos.

De acuerdo con la organización Estudiantes por un Tíbet Libre, ocurrieron unas siete manifestaciones en Beijing (no en los parques designados sino en el centro de la ciudad y cerca de los estadios) , y unos cuarenta activistas de esa ONG fueron detenidos.

Share