<!--:es-->Cadena de favores<!--:-->

Cadena de favores

Marcela Ovando

¿Has oído hablar de la redes de ayuda social? Éstas permiten apoyar a los que más lo necesitan, sin otro interés que no sea el de aportar a la sociedad, la extraordinaria posibilidad de mejorar la calidad de vida de otros.

Según la psicóloga social Julieta Robles, la definición de redes de ayuda es: “Las actividades interpersonales que conllevan la expresión positiva, el respaldo a otra persona y asistencia a ésta, con un fin específico”. Y agrega: “Las personas que suelen participar en este tipo de proyectos, no sólo generan beneficios al prójimo, sino que al paso del tiempo, estos colaboradores se forjan un carácter más humano y solidario que se refleja en su vida laboral, sentimental y social, mejorando su calidad de vida”.

Cada uno de nosotros tenemos en nuestras manos el poder de servir a otros. Por ejemplo si una persona es excelente cocinera puede capacitar a otros sin cobrar para enseñarles ese oficio, o un abogado puede llevar algunos casos gratuitos de personas que lo necesiten o bien, algunos médicos pueden brindar consultas gratis en comunidades de bajos recursos.

Ejemplo de esto es la doctora Elizabeth Estrada, quien trabaja en uno de los hospitales con más prestigio de la Ciudad de México y desde hace unos años visita comunidades indígenas en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, donde dedica parte de su tiempo a dar consulta gratuita a estas personas; quienes le brindan hospedaje y comida por el tiempo que ella los asiste.

“En ocasiones, es casi imposible darse abasto con la cantidad de gente que hay que atender y dar consulta, sus necesidades son muchas y muy variadas; pero el gusto al final del día, al observar los beneficiados con el servicio, es suficiente para continuar esta ardua labor. Ningún pago es más grande que el ver la sonrisa de un niño o un adulto que mejora su salud con los recursos con los que puedo ayudar” asegura la especialista.

Recuerda que no importa la cantidad sino la calidad de las acciones que brindas a los que te rodean; siempre que hagas algo con buena disposiciones, estará abonando para crear un mejor presente.

Amar y preocuparse por los demás debe ser una prioridad en nuestras vidas; el ofrecer asistencia no sólo refleja una expresión de afecto y preocupación por otros, sino que da un aliento de satisfacción al que ejecuta una buena obra, mejorando su vida y la de los demás.

Existen diferentes formas de generar apoyo, puede ser desde una acción personal hasta unirte a alguna asociaciones de apoyo ciudadano. Lo verdaderamente importante de esto es no perder la oportunidad de ser útil a la sociedad. Brinda lo que puedas siempre que así lo requiera tu entorno y tu propio ser.

Algunos son buenos para organizar, otros tal vez para escuchar o dar buenos consejos, un granito de arena puede hacer la diferencia cuando se trata de apoyar. Anímate a cooperar en un bien común. Sin excusa ni pretexto, siempre podemos brindar algo a los demás.

“A favor de la paz, por un México Unido”.

www.sermexico.org.mx

bojorge@mexicounido.org.mx

Share