<!--:es-->Barack Obama ¿otro presidente infiel?<!--:-->

Barack Obama ¿otro presidente infiel?

Barack Obama le habría sido infiel a su esposa Michelle, con un mujer de 35 años en el 2004, según publicó el National Enquirer.

De lo que ellos llamaron una ‘investigación confidencial’ salió a relucir que el hoy presidente fue visto muy cerca de una ‘hermosa mujer’ llamada Vera Baker en el 2004, cuando hacía una intensa campaña política con la que más tarde lograría una silla en el Senado por Illinois.

La publicación aseguró que está en la búsqueda del video de seguridad del hotel.

Mientras que Baker insiste a la prensa que no “pasó nada” entre ellos, reportes revelan que grupos anti Obama ofrecen más de un millón de dólares a quien cuenten los detalles de este supuesto y muy secreto romance.

Entre esas personas que buscan como testigo, está el chofer de la limosina que aparentemente en el 2004, llevó a Baker a un misterioso hotel, donde Obama se alojaba.

Según el Enquirer, un reportero de su equipo confirmó la información sobre el chofer de la limosina y supo que el video de de la cámara de seguridad del hotel mostraría evidencia irrefutable.

Barker fue la encargada de llevar los asuntos financieros del equipo de Obama durante la campaña legislativa entonces, una mujer de raza negra que posee un master en política, ciencia, arte y en estudios afroamericanos de la Universidad Howard.

El National Enquirer, no es la fuente más seria y más confiable a la que podamos estar haciendo referencia, pero hay que recordar que en el 2007 sacaron a luz pública el romance entre el ex senador y candidato demócrata a vicepresidente John Edwards, y una empleada de su campaña.

Otra publicación asegura que muchos políticos conocían de la infidelidad incluyendo a Hillary Clinton.

De acuerdo con este artículo de Sandra Rose, la campaña de Hillary Clinton habría desenterrado información sobre presunta amante de Obama, Vera Baker, en 2008, pero al final decidieron no correr con el escándalo porque probablemente Hillary sabía que iba a perder la campaña y podría necesitar algún favor político de Obama más tarde.

Con esta información Barack Obama vuelve a estar en el centro de la atención pública y no de la mejor manera posible.

Share