Algunos factores que favorecen la transición democrática en Veracruz.

Imagino una sociedad dispuesta a no callar, una sociedad fortalecida por convicciones de valor, ética y principios, educada en cultura cívica y ciudadana y que con esa fuerza no deje que le vulneren sus derechos para seguir el camino elegido por la mayoría y no el impuesto. Será un sueño despierta, o será una utopía, pero ese es el camino para cambiar las cosas.

Estimados amigas y amigos, me nació el anterior comentario en días pasados. Lo tomo de nuevo, no porque sea brillante, sino porque creo que todos en Veracruz queremos una vida mejor.

Hoy las noticias corren más rápido que antes, son como una cascada de agua que se agolpa por encima de las piedras, y con esa fuerza de flujo finalmente va dejando la erosión a su paso. ¡Qué cosas tan terribles vivimos! Los muertos en fosas clandestinas, los secuestros, la violencia encarnizada, las extorciones, los robos en casas habitación. Es natural que al leer este tipo de noticias, ese golpeteo provoque sensaciones de miedo y vulnerabilidad.

Las preguntas son ¿Cuáles son las causas que han provocado estemos viviendo una situación tan terrible en Veracruz? Y ¿Cómo podríamos revertir los problemas?

Llegar a una situación de tal magnitud como la que vivimos en nuestro estado, no es fácil determinar sus causas, aunque tengo algunas hipótesis:

La falta de alternancia. Hemos sido gobernados por personas postuladas por un mismo partido político, situación prolongada por más de ochenta años, y da la impresión que el gobernante entrante encubre las faltas del anterior e influye para que su partido hegemónico siga ganando con sus candidatos, favoreciendo con ello la impunidad y la corrupción con todos sus derivados;

La otra hipótesis es que los partidos políticos son parte del problema, éstos ya no son confiables, ya sea porque no representan una verdadera oposición con sus famosas coaliciones con otros partidos y lo peor con sus divisiones internas, denotan que algunos de sus líderes solo buscan privilegiar intereses propios o de quién los “compra”, con lo que a colación sirve para dar fortaleza al más poderoso que también solo vela por sus intereses. ¿Y las necesidades del ciudadano de México para su bienestar dónde quedan? ¡Ah, disculpen! Se me olvidaba que a veces regalan despensas y una que otra cosa;

Otras más de mis hipótesis, la debilidad de las instituciones.

Y una que se me hace la madre de todas las hipótesis, La impunidad.

Aunque hay avances de transición democrática en los municipios veracruzanos, no lo ha sido a nivel de estado.

La inseguridad y la violencia son los problemas más graves en Veracruz, pero también lo son la pobreza, el desempleo, la depredación del medio ambiente, la deficiencia en el sistema de salud entre muchos otros.

¿Será posible la transición democrática en Veracruz bajo las condiciones actuales? ¡Creo que sí! Hay indicadores que demuestran que puede ser.

Regresemos un poco en el tiempo, ubiquémonos en el día de la elección para Presidente de la República, los candidatos, Josefina Vázquez Mota, Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador, Gabriel Cuadri de la Torre. En Veracruz perdió el PRI.

Ahora remontémonos a las elecciones locales del 2013, en los días de campaña, ¿Recuerdan al Candigato Morris? Consiguió votos a favor, además de la creación de memes y comentarios que demostraban un hartazgo del los ciudadanos por el estado de las cosas. Estos dos fenómeno representan un foco rojo para el PRI-Gobierno, al no darse resultados favorables en esta administración, podría ser este el factor que impulse la inclinación de la ciudadanía hacia un candidato de otro partido o uno independiente.

Casos como los anteriores representan un claro indicador del cambio de conciencia que está surgiendo en los ciudadanos de Veracruz.

Algunos de los factores que pueden favorecer la transición democrática en Veracruz son: El hartazgo de los ciudadanos, la falta de credibilidad en las instituciones, el avance en la pluralidad en los municipios, la apertura que se está dando en las leyes para las candidaturas independientes y el reconocimiento cada día mayor que necesitamos un cambio, ¿Me podrían opinar otros?

La solución la tenemos nosotros los ciudadanos, ya sean empresarios, académicos, investigadores, periodistas, padres de familia, o jóvenes, es decir todos a los que nos afectan los problemas, pero ¿Cómo podemos lograrlo?

Los ciudadanos no podemos tomar acciones solos, por lo tanto, en este sentido la fuerza está en la unión, los liderazgos son esenciales. Existen formas legales de asociación y estas van a cobrar valor en el nuevo contexto político.

Tengo esperanza con alguno de los cambios en la Ley, y me refiero en especial a las candidaturas independientes. Ciudadanizar la política es ahora una posibilidad, y no solo eso, es una necesidad urgente. Aunque hay candados en los mecanismos y requisitos que deberán sortear los candidatos independientes, porque los partidos políticos se niegan a morir y sin duda interferirán en los procesos o de alguna manera en la legislación.

¿Ustedes que piensan?
De Ciudadana a Ciudadanos, su amiga Dora María Hernández Guevara.

Share